Consejos para enviar una Newsletter que capte al usuario

Newsletter

Todo el mundo tiene correo electrónico. A día de hoy, para registrarte en una tienda, comprar un billete de avión o comunicarte con un organismo oficial, necesitas un correo electrónico. Sin embargo, es una vía que muchas empresas olvidan o menosprecian. El correo electrónico es una red con la que lograrás llegar a un público muy grande y diverso, dada su presencia en la vida de todas las personas. Además, garantiza una comunicación directa y personal con tu público.

El Email Marketing es una técnica que utiliza el envío de mensajes mediante correo electrónico para conseguir ciertos objetivos que vayan en la línea del desarrollo de tu negocio. Estos pueden ser desde aumentar las ventas de tu producto a fidelizar a tus clientes. Dentro del Email Marketing destaca como herramienta la newsletter.

¿Qué es una newsletter?

Antes de hablar sobre los mejores consejos para enviar una newsletter, vamos a comenzar por el principio: ¿Qué es una newsletter? Una newsletter es un contenido que se envía de forma periódica a través del correo electrónico a tus potenciales clientes para informales de las novedades de tu empresa. La persona que hay al otro lado consigue esa newsletter dejando sus datos en tu página web a modo de suscripción.

De este modo, se realiza una conversión de visitante a lead, avanzando lentamente por el embudo de ventas. Una buena newsletter debe conseguir que el usuario continúe con el recorrido, pasando de lead a cliente. Sin embargo, también es útil para aquellas personas que ya han realizado una compra en tu empresa, logrando que vuelvan a hacerlo.

La diferencia de la newsletter con el mailing

Al igual que la newsletter, el mailing utiliza el correo electrónico para comunicarse. Sin embargo, existen diferencias fundamentales entre ambos.

La primera de ellas es que el mailing responde a una campaña específica, la cual busca la promoción de un producto o servicio. En cambio, una newsletter es periódica. Puede ser diaria, semanal, mensual o trimestral, pero entre ellas siempre debe haber una regularidad.

Además, como hemos dicho, el mailing se centra en promocionar un producto o servicio, mientras que la newsletter debe aportar valor al usuario, proporcionar información que le sea útil y que le resulte de interés. Esto es muy importante, ya que si la newsletter no cumple con esas características, el visitante no dejará sus datos, puesto que la newsletter no llamará su atención.

Y aquí, precisamente, viene la tercera diferencia: el mailing no requiere ninguna suscripción. La empresa manda el contenido a correos electrónicos que una base de datos externa le proporciona a la marca.

Tipos de newsletter

Dependiendo del contenido que vayas a enviar, estarás utilizando un tipo de newsletter u otro. Es importante que, a la hora de elegir el tipo de contenido, pienses en tu público objetivo y en aquello que quieren consumir.

Informativa

Las newsletters informativas son el modelo tradicional. Consiste en elaborar un boletín en el que le ofrezcas a los usuarios información de valor sobre tu empresa o el mercado en el que está enmarcada. El objetivo principal de este tipo de newsletter no es vender tus productos o servicios, sino fidelizar a los clientes, generar engagament, aumentar el tráfico de tu página web o posicionarte como autoridad entre la competencia.

Generalmente, suele ser un contenido propio de la segunda etapa del embudo de conversión, el MOFU. De este modo, debes conocer las necesidades de tu público objetivo, sus gustos y preferencias, para así lograr que el contenido cumpla con su función y los usuarios avancen.

Promocional

La newsletter promocional está más enfocada en vender un producto o servicio. Es la referida a ofertas, promociones o eventos. No es bueno abusar de la newsletter de tipo promocional, sino saber esperar al momento apropiado para hacerlo, ya que puede saturar al usuario y provocar que cancele la suscripción.

El objetivo de este tipo de correo electrónico es lograr una conversión, hacer que las personas que tienen especial interés en tu empresa den el paso final y compren. Los has estado preparando para la venta durante todo el trayecto y este tipo de contenido funciona como un empujón final. De esta manera, encaja con la etapa BOFU del embudo.

Para lograr que sea efectiva, deberás hacer uso de todas tus herramientas de análisis de Big Data. Así, podrás enviársela a personas muy específicas, como aquellas que estuvieron revisando un producto, las que llenaron el carrito y jamás realizaron la compra o las que llevan un tiempo sin pasarse por tu página web.

Transaccionales

Las newsletters transaccionales crean una comunicación bidireccional entre el usuario y la marca. Sirven como respuesta a una acción que ha realizado el usuario, ya sea una suscripción, una compra o una reclamación. El usuario, en este caso, está lanzando una frase del tipo que sea a la empresa y ella, a su vez, se está tomando el tiempo para responderle, ya sea como agradecimiento, bienvenida o preocupación.

Personales

Los correos electrónicos personales utilizan el storytelling para narrar una anécdota o historia de la empresa a los usuarios. Por ejemplo, puede ser sobre cómo nació la empresa, de qué modo se le ocurrió a la marca la invención de su producto estrella o la superación de una mala racha. Este tipo de newsletter logra una relación más estrecha y sólida con el público objetivo. Además, humaniza a la empresa, deja de ser un ente y se convierte en una comunidad de personas con problemas y necesidades. Por último, hace que el usuario empatice.

Estacionales

Seguramente hayas recibido en Navidad, San Valentín o Halloween correos electrónicos de marcas con ofertas, descuentos o promociones. Las newsletter estacionales son las que recurren a la celebración de un día especial. De este modo, la empresa está presente en un momento de felicidad del usuario.

Mixtas

Consiste en combinar los diferentes tipos de newsletter para lograr un contenido original, que se salga de la norma y que ofrezca valor a los usuarios. Por ejemplo, puedes contar una historia propia de la empresa que tenga relación con la Navidad en la celebración de estas fiestas o hacer un descuento de bienvenida cuando un usuario se suscriba.

Enviar una newsletter

Beneficios de las newsletters

Aumenta la presencia

Estás ahí, en el día a día de tu público. Las personas necesitan abrir el correo electrónico varias veces al día. Enviando una newsletter estarás formando parte de su rutina. Serán conscientes de tus novedades y se acordarán de ti cuando necesiten un producto que tu propia empresa oferta. Con aquellos que ya han comprado anteriormente en tu empresa, la newsletter logrará estrechar el vínculo entre ambos. Por ejemplo, es el día de tu cumpleaños y recibes un correo electrónico de una marca de gafas que te regala un 20% de descuento en el modelo que tú quieras, solo por ser tu cumpleaños. Con esta acción, la empresa está demostrando que se preocupa y se acuerda de ti.

Genera ventas

Estando presente en los momentos importantes de los usuarios, indudablemente las ventas subirán. Tu público objetivo te preferirá a ti antes que a la competencia, puesto que confiará en la marca y la sentirá más cercana. Piensa en todas aquellas personas que prefieren comprar la fruta o ir a la ferretería de alguien a quien conocen. A la hora de realizar una compra, prima la cercanía que se tenga con el negocio, además de la calidad del producto. Con las newsletter, fomentarás este vínculo, por lo que las ventas, de forma indirecta, crecerán.

Enviar una newsletter permite conocer a tu público

A través de ciertas herramientas, tendrás acceso a información muy valiosa. Podrás saber qué es lo que hace cada persona con el correo electrónico. Habrá algunos que lo abran, otros que lo borren y otros que accedan a tu web. Gracias a estos datos, tendrás la oportunidad de mejorar la estrategia individualmente. De esta manera, mejorarás tus puntos débiles en la próxima newsletter, logrando alcanzar mejores números.

Rentabilidad

Es una estrategia con la que en resumidas cuentas estarás haciendo branding. Con una newsletter, proyectarás una imagen positiva de la marca en la mente de tus clientes potenciales. Para lograr esto, generalmente, tendrías que invertir una buena cantidad de dinero en campañas de publicidad. Las newsletter son un contenido de bajo coste con las que conseguirás los mismos resultados. De hecho, hay empresas con las que puedes enviar tu newsletter de forma gratuita hasta alcanzar un mínimo de suscriptores.

Enviar una newsletter mejora el tráfico web

A la hora de enviar una newsletter, los usuarios llegarán a tu sitio web, pudiendo ver todas las novedades y descubrir productos que desconocía. Esto hará que el tráfico de tu página aumente y su vez hará que mejore el posicionamiento de la web en los motores de búsqueda. Todo ello causará que aumente tu presencia y, por lo tanto, que todos los beneficios anteriores se repitan.

Consejos para enviar una newsletter

Ahora que ya sabes todos los beneficios de esta estrategia de enviar una newsletter, vamos a darte unos consejos para que explotes al máximo todo su potencial y no acabes en la papelera del correo de tus clientes.

Piensa en el objetivo que persigues al enviar una newsletter

Hay diferentes objetivos en los que la newsletter puede ayudarte, desde generar un mayor número de conversiones a fidelizar clientes. Es importante que elijas el objetivo prioritario a la hora de realizar una newsletter. Seguramente, logres alcanzar otros muchos más puntos positivos para tu negocio con este boletín, pero el contenido y toda la estrategia debe estar orientado a esa meta principal. En todo el proceso de creación, no olvides la finalidad de la newsletter y no pierdas el enfoque. De esta manera, elimina toda la información que no sea necesaria.

Actualiza la base de datos

En el caso de enviar una newsletter, más no es mejor. Es muy tentador tener una lista de suscriptores con todas aquellas personas que encajen con tu perfil de cliente. Sin embargo, es recomendable que limpies la base de datos de aquellos que nunca abren los correos electrónicos y directamente los borran. De esta manera, podrás focalizarte en aquellos que de verdad significan una oportunidad de crecimiento para tu negocio.

Piensa bien en el asunto antes de enviar una newsletter

No eres la única marca que va a enviar una newsletter. Lo normal es que tu público reciba varias a lo largo de la semana, además de los muchos correos engañosos. Al recibir un correo electrónico, los usuarios lo primero que ven es el emisor del mensaje y el asunto del mismo. Es la presentación de tu newsletter y el motivo que hará que lo borren o lo abran. Por ello, esta debe ser muy atractiva. Crea una línea de asunto corta y directa. Al hacerla creativa, no caigas en engaños que hagan que el usuario pique el anzuelo. Esto lo único que conseguirá será dañar la credibilidad, consiguiendo que los usuarios dejen de confiar en tu marca.

Para crear un asunto atractivo, es importante que des un pequeño adelanto de lo que incluye el boletín, dando rienda suelta al misterio. Además, también es buena idea que juegues con el factor tiempo, incluyendo coletillas como “último día” o “últimas horas”. Asimismo, hazle saber al lector que hay una promoción, oferta o regalo en la newsletter, dándole un motivo extra para abrirla. Por último, también es importante que le adelantes el valor que le aportará en cuanto a contenido el boletín.

No olvides el valor educativo al enviar una newsletter

Es fantástico que incluyas ofertas, descuentos o promociones en tus newsletter. Así, agradecerás su interés por la marca. Sin embargo, es importante que le des el protagonismo al contenido informativo. El grueso del boletín debe ser de valor para el usuario, enseñarle algo y tener interés para él.

Déjale claro a los lectores qué es lo que quieres a la hora de enviar una newsletter

Dentro de la newsletter debe haber un CTA que implique aquello que quieras que haga el lector, como ir a tu sitio web, descargar un e-book o inscribirse a un seminario. Dado que antes de comenzar con la redacción y el diseño dejaste claro tu objetivo principal, esto te será fácil. No abrumes al lector con diferentes CTA, esto lo único que logrará será que pierdan la atención de lo verdaderamente importante. Por ello, haz una llamada a la acción acorde con la finalidad de la newsletter.

Este debe tener un diseño atractivo que sobresalga por encima del resto del contenido. A la hora de diseñarlo, piensa en que la mayoría de personas abren el correo electrónico desde su smartphone. Es importante que tengas en cuenta esto, puesto que el botón del diseño debe poder pulsarse con facilidad. Por otro lado, no dejes atrás el mensaje del CTA. Este debe incluir un verbo de acción que invite a pulsarlo.

Hazla visualmente atractiva

La newsletter debe tener un diseño bonito que llame la atención del usuario. Sin embargo, al mismo tiento, debe ser sencilla para no saturar al lector. Utiliza en el diseño los colores corporativos y combina el contenido con espacios en blanco que permitan que el usuario descanse la vista y obtenga una lectura organizada. En cuanto a las letras, utiliza una tipografía simple que haga la lectura cómoda y relajada.

Por otro lado, incluye gráficos e imágenes, aunque no te excedas. Con dos imágenes tendrás más que suficiente. Además, añádeles un texto alternativo. Esto es importante, ya que si no se carga la imagen, los usuarios podrán ver de qué se trata.

Aplicando todos estos consejos y la tradicional forma de aprendizaje de ensayo-error, lograrás crear una newsletter atractiva que te ayude a alcanzar tus objetivos. Multiplica tu presencia en la vida de tus clientes potenciales y ofréceles contenido valioso que les permita ver que tu marca es la indicada.